Artritis Remedios Naturales para Curar la Artritis

Artritis Remedios Naturales para Curar la Artritis

Cuando nos diagnostican Artritis Reumatoidea, lo primero que hacemos los pacientes es buscar información  y   alguna tipo de  terapia alternativa a tomar los medicamentos que nos  recetan, porque  sabemos que a mediano o largo plazo  estos medicamentos nos traerán efectos secundarios. 

Artritis Remedios Naturales - Los expertos en nutrición los invitan a comer cebolla y darle salud a su cuerpo

Artritis Remedios Naturales - Los expertos en nutrición los invitan a comer cebolla y darle salud a su cuerpo

Artritis Reumatoidea - Hay muchos beneficios de comer cebolla y de acuerdo a, Mario Lobo Aguilar, gerente del Centro Agrícola Cantonal de Santa Ana, entre las bondades de su consumo están:
Para la Salud cardiovascular:

La cebolla contiene sustancias como la aliína y alicina, que contribuyen en la reducción de la presión arterial, como antiinflamatorios, antioxidantes y favorecen la circulación

La artritis reumatoide un mal AUTOINMUNE.


La artritis reumatoide un mal AUTOINMUNE.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad autoinmune, crónica que afecta las articulaciones o coyunturas, y puede llegar a ser muy incapacitante. Causa dolor, hinchazón y rigidez. Esta enfermedad afecta aproximadamente al 1 por ciento de la población.

A pesar de que tiene un impacto importante tanto en el sistema sanitario como en los ámbitos social y laboral, el conocimiento público de la misma es aún muy limitado.

Es una enfermedad sistémica de causa desconocida y evolución crónica que afecta fundamentalmente a las pequeñas articulaciones a las que deforma y finalmente lleva a la anquilosis, pero que también puede causar numerosas alteraciones en otros sistemas: respiratorio, cardiovascular, hematológico, neurológico, etc.

Se dice que es una enfermedad  autoinmune  porque nuestro sistema  inmunológico  (sistema de defensa del organismo) identifica erróneamente a nuestras propias células como  agentes externos infecciosos y las ataca. Se dice que es crónica porque no tiene curación y precisa tratamiento durante toda su vida.



Síntomas de la artritis reumatoide

El médico reumatólogo Jhonny Flores explica que esta  enfermedad ocurre a menudo en más de una articulación y puede afectar cualquiera de ellas, pero se presenta con mayor frecuencia en articulaciones de  las manos,  pies y en los hombros  añadiendo a  las características anteriormente mencionadas  el  color rojizo y caliente en  las  zonas afectadas  además de malestar, cansancio y a veces hasta fiebre.



¿Quién diagnostica la artritis reumatoide?

El especialista encargado de esta función es el reumatólogo, médico que atiende a las personas con problemas de las articulaciones,  huesos y músculos.



¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la artritis reumatoide en etapas avanzadas es fácil, pero se hace difícil en los estadios iniciales de la enfermedad por lo inespecífico de sus síntomas. Los reumatólogos diagnostican tomando en cuenta los siguientes aspectos:

• Historia clínica del paciente

• Radiografías

• Análisis de laboratorio

• Examen físico



¿Qué factores podrían causar la artritis reumatoide?

La causa principal de las lesiones en las articulaciones no es conocida, tiene un origen multifactorial, puede originarse por factores inmunológicos y no inmunológicos como:

• Genéticos (pasan de padres a hijos)

• Endocrinos, infecciones y factores socioeconómicos



¿Cuál es el tratamiento?

Cómo en cualquier enfermedad, dice el galeno Jhonny Flores, la artritis reumatoide debe incluir entre las prioridades de su tratamiento la educación que ayuda a que el paciente pueda comprender, entender y asimilar la enfermedad para poder enfrentarse a las dificultades físicas y emocionales por las que puede atravesar en el desarrollo de la misma, obteniendo con esta actitud positiva control sobre la dolencia y por ende tener una vida activa y llevadera, consultando de forma frecuente a su médico reumatólogo.

El papel del reumatólogo es especialmente relevante para el tratamiento y cuidado del paciente con artritis reumatoide, y debe asegurarse que sean ellos los especialistas que traten la artritis reumatoide, ya que existen áreas geográficas en las que el número de reumatólogos es limitado.

Los objetivos finales del tratamiento de la artritis reumatoide deben ser la prevención o el control del daño articular, preservar la capacidad funcional y la disminución del dolor.

Además del tratamiento farmacológico, hay aspectos adicionales necesarios para lograr una mejor calidad de vida para los pacientes con artritis reumatoide, entre ellos el acceso a terapias complementarias como es la fisioterapia, la terapia ocupacional o psicológica, la mejora de los tiempos de diagnóstico y la calidad de la información recibida.

La mayor parte de las personas  que tienen  artritis reumatoide toman medicamentos. Estos pueden usarse para aliviar el dolor, reducir la hinchazón y para prevenir que la enfermedad aumente.

El tratamiento para esta enfermedad puede incluir dependiendo de su avance: medicamentos, cirugía, visitas de control, masajes y ejercicios, reducción del estrés y equilibrio en el estilo de alimentación.



Un enfoque multidisciplinario

Según la fisioterapeuta kinesióloga Andrea Tapia Salinas para el tratamiento fisioterapéutico de la artritis reumatoide hay que trabajar en equipo, en el que participen diferentes especialistas.

El protocolo de intervención que se sugiere es el siguiente:

1. Identificar el problema y la necesidad del paciente

2. Realizar una evaluación personalizada

3. Definir los objetivos apropiados para cada paciente

4. Plantear un tratamiento

5. Valorar el efecto del tratamiento

Recomendaciones de tratamiento kinesiológico (con acompañamiento profesional, previa evaluación personal)

1. Ejercicios aeróbicos

2. Ejercicios de flexibilidad y estiramiento

3. Ejercicios con resistencia

4. Mejorar la coordinación y la destreza manual

5. Terapia ocupacional

Recomendaciones para los tratamientos físicos:

1. Láser

2. TENS (para el dolor)

3. Termoterapia (parafina)

4. Magneto terapia

La artritis reumatoide, una enfermedad altamente discapacitante

La artritis reumatoide, una enfermedad altamente discapacitante.

Los ciudadanos deben estar alertas ante los primeros síntomas de la dolencia para que esta sea diagnosticada y tratada a tiempo.

La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta significativamente el movimiento del cuerpo y a su vez deteriora la calidad de vida de las personas, y de no ser diagnosticada y tratada a tiempo puede generar discapacidad total o parcial en el paciente.

Así lo afirmaron desde la Fundación Colombiana de Apoyo al Reumático, Fundare, que busca además alertar a las personas de la región a estar pendientes de los síntomas, pues la mayoría de afectados ignora los primeros signos de la dolencia.

Explicaron que se trata de una patología autoinmune en la cual el sistema inmunológico del cuerpo se ataca a sí mismo, daña el tejido sano y provoca inflamación en el revestimiento de las articulaciones. Esta enfermedad también puede causar graves dificultades cardiovasculares, dermatológicas, neurológicas, respiratorias, vasculares y oftálmicas.

“Generalmente comienza de forma lenta, con dolor articular leve, rigidez y fatiga, pero con el paso del tiempo aumentan las complicaciones. Aproximadamente entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes experimenta un inicio intermedio, con síntomas inespecíficos como fatiga, malestar, fiebre baja, pérdida de peso, molestias músculo-esqueléticas difusas, debilidad de los músculos aledaños a las articulaciones afectadas y rigidez articular”, agregaron.

Estos malestares se desarrollan durante meses y el diagnóstico puede tardar varios años. Por esta razón es de vital importancia que las personas que presenten algunos de estos síntomas acudan al médico para obtener un diagnóstico oportuno para que puedan comenzar una terapia que evite la progresión de la enfermedad.

Manifestaron que en la etapa avanzada de la enfermedad se pueden presentar desviaciones y deformaciones en los huesos de las manos, las rodillas o los pies, generando limitaciones en el movimiento, por consiguiente altos niveles de discapacidad en el paciente.

Asimismo, señalaron que existen medicamentos y actividades que el individuo puede hacer para calmar el dolor, disminuir o hacer más lenta la progresión de la enfermedad y conservarse activo. No existe una cura para la enfermedad , ni medicina que pueda revertir la deformidad, pero se puede controlar con ejercicio y un estilo de vida saludable.

“Nuestro objetivo es propender por el conocimiento y la divulgación de todas las enfermedades reumáticas en todo tipo de poblaciones, ya sean ciudadanos sanos, afectados o familiares de los mismos. Por esta razón en las diferentes regiones se ha trabajado por medio de capacitaciones y talleres gratuitos para cumplir este propósito y hacemos una invitación a las personas para que apoyen estas actividades que en el Quindío lleva a cabo la seccional de este departamento”, concluyeron.

Medicamento para artritis - Las grandes propiedades de las algas marinas


Medicamento para artritis - Las grandes propiedades de las algas marinas.

Hay más de 500 variedades de algas comestibles con las que se preparan deliciosas sopas, ricas en yodo. Las algas marinas o Kelp destruyen las bacterias, estimulan el sistema inmunológico, curan las úlceras, reducen el colesterol de la sangre, reducen la tensión arterial, actúan como laxante. Se usan para tratar el estreñimiento, la bronquitis, asma, obesidad y los desordenes del aparato genitourinario. Las algas marinas especialmente la laminaria contienen muchos agentes antibióticos y una sustancia llamada fucoidina que retarda el cáncer de mama.
Algunas algas marinas disminuyen la viscosidad de la sangre; por informes japoneses parece que tienen una actividad anticoagulante similar a la de la heparina; limpian la sangre de sustancias grasas. En muchos  países ya  se tiene la  cultura de que  comer algas  marinas  es benéfico para la salud  siempre y cuando  se esté  enterado del tipo  de alga   que se consume  y  para  que se está consumiendo. Veamos   entonces algunos  tipos  de algas  con sus indicaciones más  prominentes. 
Agar- agar: es una gelatina vegetal compuesta de una mezcla de algas rojas, reemplaza con ventaja la gelatina animal para preparar gelatinas y dulces. Sacia el apetito y actúa como purificador. Alga marina kelp (fucus vesiculosus): su contenido de yodo controla la obesidad y es un estimulante de la función tiroidea también  se  usa  con mucha  frecuencia  en programas  y dietas de adelgazamiento con excelentes resultados.

Se conocen más de 24.000 especies y no se han estudiado las propiedades sino de unas pocas entre ellas. Spirulina plantesis: diminuta alga azul de agua dulce, rica en proteínas y aminoácidos, se usa como complemento alimenticio, cultivada  y utilizada en gran escala en Centroamérica y México. Se dice que es un alimento completo, ya que su contenido de proteína es superior a un 75 % y posee altos niveles de todas las vitaminas y minerales, además de revitalizar y nutrir, ayuda en problemas como: artritis cronica, diabetes, obesidad, raquitismo y debilidad en general. Se usa para bajar de peso porque reduce el apetito y proporciona los nutrientes necesarios.

Laminaria: calma y protege las membranas mucosas del organismo como la gástrica y es ligeramente laxante. Kombu: Alga negra rica en carbohidratos, proteínas y vitaminas A y  algunas del complejo B, además contiene yodo, calcio, fósforo y sodio, su consumo se indica cuando hay artritis reumatoidea sintomas, flebitis y problemas circulatorios. Wakame: Alga oriental con bastante contenido de proteínas y vitaminas del complejo B, sodio calcio, fósforo y hierro. Se recomienda como condimento para personas que no pueden comer sal y se encuentra en polvo, molida o entera y es la alga más rica en vitamina B12. Musgo de Irlanda: Por su contenido en yodo, se emplea en tisana para combatir la obesidad. Vemos  entonces la gran variedad de algas que tenemos a nuestra disposición para el consumo humano y en un  futuro muy cercano vamos  ver  como este tipo plantas se va a constituir en un alimento de consumo masivo a nivel mundial dada  todas sus propiedades y beneficios para la salud del ser  humano.

Dieta Para Artritis - Naranjas bajan el colesterol y niveles de azúcar en la sangre


Dieta Para Artritis - Naranjas bajan el colesterol y niveles de azúcar en la sangre.

Conocidas por su alto contenido de vitamina C, estas frutas también tienen altos niveles de potasio, fibra, vitamina B, ácido fólico y antioxidantes. Asimismo, ayudan a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, artritis reumatoide sintomas, úlceras y piedras en los riñones. Lo mejor de todo es que una naranja tiene tan sólo 85 calorías.

La mayoría de los cítricos contienen una buena cantidad de vitamina C, la cual protege las células neutralizando los radicales libres, previniendo así el cáncer y enfermedades cardiacas. Las naranjas no sólo pueden reducir el riesgo de padecer condiciones crónicas, sino que también ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

Otro de los grandes beneficios que ofrecen las naranjas es la prevención de enfermedades cardiacas. Gracias a su contenido de fibra, potasio, colina y vitamina C, estas frutas son capaces de mantener saludable al corazón. El potasio es vital para que la electricidad fluya en el cuerpo, manteniendo el latido del corazón. La falta de potasio puede causar arritmias, mientras que consumirlo disminuye el riesgo de tener piedras en los riñones, protege la masa muscular y la densidad de los huesos.

Debido a su alto contenido de fibra, las naranjas reducen los niveles de colesterol y disminuyen los niveles de azúcar en la sangre, ideal para los diabéticos tipo 1. La fibra también es esencial para una buena digestión y sentirse satisfecho rápidamente, lo que a su vez contribuye a la pérdida de peso.

En un estudio publicado en 2004, se demostró que comer naranjas y otros cítricos se asocia con un menor riesgo de padecer cáncer del estómago, esófago, boca, laringe y faringe. Asimismo, las dietas altas en fibra se han relacionado con un menor riesgo de padecer cáncer de colon.

[1esteban1]

Dieta para Artritis - VENEZUELA: 3 razones para detener un régimen alimenticio.


Dieta para Artritis - VENEZUELA: 3 razones para detener un régimen alimenticio.


Considerar el final prematuro de una cura de adelgazamiento no es algo evidente cuando se ha empezado. Hacer un régimen puede ser algo realmente duro, sobre todo si es la primera vez que se realiza. Seguir un programa para adelgazar (y tener éxito) requiere una gran motivación, perseverancia, trabajo, entrega, concentración, y conocer los objetivos adecuados. Entonces, cuando llega el momento de detener el régimen antes de tiempo, se presentan muchas dudas.

Sin embargo, incluso si se tiene necesidad de seguir un plan para adelgazar para perder peso y mejorar la salud, ciertas situaciones no nos deben hacer dudar a la hora de detenerlo. Algunos casos exigen en efecto poner punto y final, al menos de momento, y luego hacer una evaluación posterior.

#1 Heridas y traumatismos físicos 

Se trata probablemente de una de las razones más habituales que empujan a la gente a interrumpir un régimen. Para muchas personas, realizar un entrenamiento físico de alta intensidad como el aeróbic, el baile, o el kickboxing exige esfuerzos suplementarios para que el cuerpo se mueva. Los movimientos implican habitualmente la carrera o el sprint, el salto, la tracción, etc.

En todo caso, estos ejercicios físicos de alta intensidad pueden provocar heridas como fracturas, torceduras, artritis cronica, heridas causadas por algún tipo de accidente, como una hemorragia interna. El ejercicio se debe detener inmediatamente, y acudir al hospital o a un establecimiento médico. Por supuesto, hay que detener el régimen hasta que el problema físico o traumatismo esté completamente curado.

#2 Comidas mal planificadas o mal preparadas 

Si se sigue un régimen que requiere comer 1000 calorías o menos al día, se debe suspender esta dieta demasiado restrictiva en cuanto se pueda y volver a planificar lo que se debería comer.

Comer menos calorías ayuda a adelgazar, pero esta restricción calórica priva igualmente al cuerpo de muchos nutrientes esenciales para garantizar su buen funcionamiento. Una carencia severa en glúcidos (los nutrientes que dan energía) debilita el cuerpo.

En caso de carencia severa de glúcidos, se es menos capaz de desplazar el cuerpo durante las actividades físicas cotidianas y todavía menos durante los ejercicios físicos. La mayoría de las veces, conviene revisar la composición de las comidas durante un régimen hipocalórico. Si no se comen alimentos adecuados, conviene detener lo antes posible el régimen y revisar la alimentación que se adoptó durante esa dieta.

#3 El régimen no funciona 

La mayoría de los regímenes funcionan a condición de seguirlos a la letra. No se puede hacer ejercicio al tiempo que se come un gran helado de chocolate al día, y además esperar poder adelgazar.

Si se adopta una rutina de ejercicios físicos suficientemente regular, siguiendo una alimentación equilibrada y sana (que aporte menos calorías que las necesarias al día), se pueden perder esos kilos superfluos. Si se continúa comiendo hamburguesas, patatas fritas, chocolate, helado y otros alimentos grasos, lo más posible es que el régimen fracase a pesar de hacer ejercicio. En este caso, conviene detener la dieta inmediatamente y repensar el objetivo, la motivación, el dinamismo y la concentración.

Para obtener mas informacion (hacer clic aquí)

[1esteban1]